data-rsssl=1 class="page-template-default page page-id-103612 page-child parent-pageid-103614">
On This Page

Casinos con dinero real en 2019: ¿se pueden usar con seguridad?

Déjanos hacerte una pregunta:

¿sueles apostar en los casinos físicos pero ahora estás planteándote probar un casino en Internet con dinero real?

Hay MUCHÍSIMAS razones por las que eso es una buena idea. Aquí tienes unas pocas:

  • No te hace falta viajar. Solo tienes que acercarte a tu ordenador, mientras que, según donde vivas, ir a un casino físico puede suponerte viajar muchos kilómetros. Cientos, incluso.
  • En Internet tienes montones de casinos en los que poder inscribirte y todos están a un par de clics unos de otros. Puedes ir de un casino a otro en cuestión de minutos y no hay forma de disfrutar de esa ventaja con los casinos físicos.
  • Puedes hacer apuestas mucho más bajas en Internet, ya que la mayoría de los juegos de mesa las admiten desde 1 $.
  • Puedes apostar desde tu teléfono o tableta y ni siquiera te hace falta abandonar el casino. Puedes jugar cuando quieras y tanto como quieras.
  • Los casinos online con dinero real ofrecen montones de promociones; muchas más de las que encontrarás en uno físico, lo que incluye grandes botes acumulados de seis y hasta siete cifras.

Podríamos seguir, pero vamos a dejarlo porque ya te habrás hecho una idea.

El caso es que jugar al casino en Internet tiene muchas ventajas y, en muchos sentidos, puede ser incluso mejor que en los casinos físicos.

No obstante, esto solo es así si sabes lo que haces, qué deberías esperar, y si sabes qué has de evitar o con qué tener cuidado, como las decenas de casinos turbios cuya existencia tiene el único fin de timarte.

Hablaremos de todo esto a continuación pero, si estás listo para comenzar, puedes elegir uno o dos sitios de la siguiente lista de casinos online con dinero real.

#2
Bono de depósito 100% hasta 1,600€
Visit Site
Visit Site Jackpot City Casino
#3
Bono de depósito 100% hasta €1,000
Visit Site
Visit Site Spin Casino
#4
Bono de depósito 100% hasta €140
Visit Site
Visit Site 888 Casino
#5
Bono de depósito 100% hasta €1,000
Visit Site
Visit Site Betway Casino

Ahora veamos lo que cabe esperar que encuentres en los sitios de casino con dinero real.

Primero, una llamada de atención

Los juegos de azar en Internet tienen muchas cosas buenas; en concreto, opciones, algunas de las cuales te mostraremos en las siguientes secciones.

No obstante, también tienen su parte mala: los casinos deshonestos o turbios. Nada te dejará peor sabor de boca en menos tiempo que una experiencia horrible en un mal casino. A continuación, citamos también algunos sitios de casinos que deberías evitar:

No

No

Lista negra de casinos en Internet

Casino Lust

Lista negra

  • Malas prácticas de pago
  • Problemas para pagar a los clientes
  • Mediocre experiencia del jugador

Atlantic Casino Club

Lista negra

  • Conocido por juegos amañados
  • Software pobre
  • Atención al cliente de baja calidad

La Isla Casino

Lista negra

  • Presente en muchas listas negras
  • Lento a la hora de pagar
  • Prácticas comerciales cuestionables

Así pues, lo primero que debes saber sobre el juego con dinero real en Internet es cómo distinguir a los malos de los demás. Necesitas saber qué buscar.

Las tres formas más fáciles de hacerlo son estas:

  • Mirar las listas negras de casinos. ¿Está en la lista el casino en el que te quieres inscribir? De ser así, huye de él como de la peste.
  • Investigar en foros sobre casinos. Cuando un casino en Internet tima a sus jugadores (no pagándoles, ofreciéndoles bonos con términos injustos o actuando turbiamente cambiando sus condiciones sobre la marcha, por ejemplo), oirás hablar de ello enseguida en los foros de Internet.
  • Leer críticas sobre casinos. Asegúrate de que a esos análisis los respalde una minuciosa investigación, estén contrastados y sean imparciales. Te recomendamos que empieces por los nuestros.

Hacer estas tres cosas es la forma más fácil y rápida de comprobar un casino pero, si aun así no estás seguro, puedes hacerte las siguientes preguntas:

¿Tiene algún sello de aprobación?

Un sello de aprobación te dirá que otra persona o entidad confía en el casino que estás estudiando o que, como mínimo, no le importa que su nombre se relacione con él.

Es posible encontrar distintos tipos de sellos, pero te recomendamos que busques los de empresas de verificación de algoritmos de software (como TST). También puedes buscar los de foros y sitios web de aprobación, así como cualquier clase de sello de organismos de concesión de licencias o de cifrado de seguridad.

¿Cuenta con una licencia o está regulado?

El concepto de la pregunta anterior se puede trasladar a esta. Tener una licencia significa que el casino ha hecho el esfuerzo y pagado las tasas correspondientes para que un organismo competente en su actividad de juego les otorgue su aprobación. Consulta los datos de la licencia en el pie de página del sitio web o en la página de información del sitio.

¿Cuánto tiempo llevan operando?

Hay que fijarse en su experiencia en el sector. Recomendamos ser cautelosos con casinos que no lleven más de año o año y medio en el negocio, no solo porque la mayoría acaban por cerrar por diversas razones, sino porque encontrarás más información en Internet sobre los casinos con muchos años de trayectoria.

¿El casino acepta a estadounidenses?

Los casinos que aceptan estadounidenses no están totalmente legalizados. No tienen licencia de ningún organismo o comisión estatal americana y se limitan a aprovechar el hecho de que los Estados Unidos no pueden hacer nada (aún) por detenerlos. Esto no significa que no sean seguros para que te inscribas y juegues en ellos, pero no tienen el mismo grado de seguridad de un casino en Internet que tenga que seguir reglas estrictas o pagar las consecuencias si actúa mal.

Seguir estos consejos y hacerse estas preguntas debería alejarte del 95 % de los casinos más odiosos de Internet.

No obstante, siempre hay quien se cuela por algún resquicio. Mantén todos tus sentidos alerta, sigue consultando los foros de análisis y las listas negras y confía en tu instinto; todo esto debería bastar para no tener una mala experiencia.

Si todo te ofrece buenas vibraciones, no deberías pensarte más inscribirte en el casino en Internet que hayas elegido, y a continuación mencionamos todas las opciones que encontrarás cuando lo hagas.

Opciones bancarias

Una de las ventajas de jugar por Internet son las diferentes opciones bancarias a las que puedes recurrir para depositar fondos en tu cuenta. Las opciones disponibles variarán de un casino a otro, al igual que otros parámetros como las comisiones y los plazos.

Estas son las opciones bancarias más comunes que ofrecen los casinos:

  • American Express
  • MasterCard
  • Visa
  • Western Union
  • MoneyGram
  • Cheques
  • Cheques electrónicos
  • Bitcoins
  • Neteller
  • Skrill
  • JCB
  • Diners Club
  • De cuenta a cuenta
  • Giros

Hay MUCHÍSIMOS más y verás que esta lista es aún más larga cuando miras las opciones concretas de cada país para los jugadores europeos.

La seguridad y la privacidad tampoco son un problema. Los casinos en Internet (los de fiar) usan tecnología de cifrado como los bancos para codificar la información que les proporcionas, lo cual evita que los piratas informáticos se hagan con tus datos.

Lo más importante es saber que cada opción bancaria tendrá diferentes tiempos de procesamiento, plazos para hacerse efectiva, comisiones y problemas inherentes. Esas variables dependerán de dónde vivas, la opción que uses o si estás realizando un depósito o retirando dinero del casino.

Por ejemplo, puede que en un casino no te cobren ninguna comisión, independientemente de que estés depositando o cobrando ni del método bancario que uses, y que el pago se realice en un plazo de 72 horas.

Sin embargo, en otro casino podrían cobrarte según el método bancario, tanto si pagas como si cobras, y tarden 48 horas en procesar la operación. A partir de ese momento, no recibirás tu dinero hasta pasados de tres a cinco días.

No es broma. Las diferencias de un casino a otro pueden ser así de notables. Así pues, es muy importante elegir en qué casino inscribirte:

  • Averigua qué opciones bancarias puedes y quieres usar.
  • Cuánto tiempo tarda cada opción en materializarse en tu cuenta de jugador o bancaria.
  • Los pasos que debes seguir para iniciar el proceso de depósito o retirada de fondos. Por ejemplo, ¿tienes que ir a tu banco para enviar una transferencia? ¿Necesitas obtener un número de transacción especial y luego acudir a alguna entidad, como Western Union? Todos los casinos especificarán las instrucciones correspondientes en su sitio web.
  • Cuánto te costará.
  • En qué divisas puede depositar o retirar tu dinero. El dólar es la más común (en general en todo el mundo), pero si juegas en casinos de la Europa continental, Asia o en el Reino Unido, verás que te dejan realizar ingresos en muchas otras divisas. Otra cosa que debes comprobar es si puedes jugar en esas divisas. De lo contrario, tendrás que tener presentes las comisiones de cambio de moneda.

En última instancia, los estadounidenses tendrán más de qué preocuparse que los residentes en otros países, porque las transferencias bancarias son difíciles y las opciones limitadas (por culpa de la ley conocida como UIGEA). Deben afrontar rechazos de la tarjeta de crédito, tiempos de procesamiento más largos y también plazos más prolongados para que se hagan efectivas las operaciones de cobro.

No obstante, mientras se siga nuestra lista de verificación anterior, la mayoría de los jugadores deberían poder jugar sin mayores problemas.

Una breve descripción de todos los juegos en los que puedes participar

Tendrás montones de opciones para jugar, aunque algunos casinos te ofrecerán más que otros.

Las máquinas tragaperras estarán sin duda en la mayoría de los casinos en los que te inscribas. En ese aspecto, los casinos en Internet son como los físicos.

No obstante, allá donde te inscribas tendrás además al menos una pequeña selección de juegos de mesa, videopóquer y otros juegos.

Una de las cosas más singulares de los casinos en Internet es cuántos de ellos trabajan con varias empresas de software. Hay decenas, cada cual con sus propios puntos fuertes y débiles. Cuando encuentres un casino en Internet que funcione con dos o tres proveedores de software, o incluso más, te hallarás ante un sitio con más de 150 juegos diferentes que poder probar.

A continuación te damos una idea general de los juegos de que dispondrás en Internet:

  • Tragaperras

    Esto incluye: Tragaperras de tres tambores, tragaperras de cinco tambores, tragaperras clásicas, de vídeo, con acumulados y tragamonedas con rondas de bonificación, características, comodines, multiplicadores y comodines en cascada.

  • Juegos de mesa, que incluyen:

    • Bacará
    • Póquer de tres cartas
    • Póquer pai gow
    • Casino war
    • Blackjack
    • Dados
    • Ruleta
    • Póquer red dog
    • ¡Y muchos más!
  • Blackjack

    Algunos casinos ofrecen muchas variantes del blackjack con dinero real. A veces más de una decena. Algunas variantes habituales incluyen: blackjack Vegas downtown, pontoon, Spanish 21 y parejas perfectas.

  • Videopóquer

    Los casinos también ofrecen muchas variantes de videopóquer, entre las cuales se incluyen: Jacks or Better, Deuces Wild, Tens or Better y juegos multimano.

  • Varios

    En esta categoría se incluyen generalmente juegos como el keno, el bingo o los rasca y gana.

  • Crupier real

    Para jugar con un crupier humano cuya transmisión recibes en tu pantalla. Los juegos con crupier en vivo más habituales incluyen blackjack, sic bo, ruleta y casino hold’em.

Como en los casinos físicos, ¿no? Sí, pero con algunas diferencias que seguramente notarás.

Variantes

Una de las principales diferencias entre los casinos físicos y online son las muchas variantes de las que disfrutarás en Internet, especialmente en juegos como el blackjack, el videopóquer y la ruleta. Esto depende del casino (y de los proveedores de software que utilicen), que es otra razón más para leer los análisis de los casinos antes de inscribirte en algún sitio.

Apuestas

Otra gran diferencia que notarás son las apuestas. En los casinos físicos, vas a tener difícil encontrar un juego de mesa por menos de 5 $ por mano o ronda. A veces tienes alguno por 3 $, pero solo fuera de las horas punta o en temporada baja.

Sin embargo, en Internet puedes encontrar juegos de mesa por tan solo 1 $ por mano y podrás jugar por 100 $, 200 $ o hasta 500 $ por mano o ronda si quieres. Dependiendo de dónde juegues, incluso puedes encontrar apuestas de entre 1000 $ y 25 000 $.

Juegos gratuitos

La última gran diferencia que queremos destacar es que puedes jugar al casino en Internet gratis.

Los casinos físicos, en cambio, no te permiten nunca jugar gratis. Tienen el espacio que tienen para sus juegos, lo que limita lo que pueden ganar y no pueden permitirse el lujo de que no pagues.

En Internet eso no sucede. Tienen tanto «sitio» como quieran, así que los casinos online sí te permiten jugar gratis, pues saben que cierto porcentaje de clientes gratuitos acabarán convirtiéndose en jugadores con dinero real.

Esta es una gran oportunidad para ti, que puedes aprovechar para descubrir todos sus juegos (¿tienen lo que quieres?), comprobar la calidad (¿son divertidos y bonitos sus juegos?) y conocer sus promociones, opciones bancarias y compatibilidad tecnológica.

Resultado: tienes una gran cantidad de juegos para elegir, multiplicados por las diferentes combinaciones de casinos y empresas de software con las que trabajan.

Montones de promociones

Los casinos físicos ofrecen promociones, como botes acumulados, torneos y diversas cortesías. Estas cortesías se pueden canjear por beneficios como vales para restaurantes, habitaciones de hotel, dinero en efectivo, entradas para espectáculos, etc.

En Internet, no encontrarás beneficios como vales para restaurantes o entradas para espectáculos; al menos, no a menudo.

Lo que sí encontrarás son completos programas VIP de devolución de efectivo y ofertas de bonos. A continuación tienes una lista de las promociones más habituales que ofrecen los casinos en Internet:

estrellas

Bono de depósito

El más común es el bono porcentual, en el que el casino cubrirá un porcentaje de tu depósito. Por ejemplo, pueden ofrecerte un 100 % hasta 500 dólares, lo que significa que por cada dólar que deposites, el casino te dará otro dólar, hasta un máximo de 500 dólares. Por lo general, estos se ofrecen solo a clientes nuevos.

estrellas

Bono de recarga

Es como el bono de depósito, pero para clientes ya existentes.

estrellas

Tiradas gratis

El casino te dará 50 o 100 tiradas gratis en sus tragaperras. A veces se aplican a cualquier máquina que quieras y en ocasiones serán para una concreta.

estrellas

Dinero gratis

El casino te dará 25 o 50 dólares en efectivo. A veces puedes aplicar este dinero como quieras y otras será para determinado juego o tipo de juego.

estrellas

Devolución de dinero

Podría ser efectivo reembolsado a cambio de cortesías. Otras veces adopta la forma de seguro sobre cualquier pérdida en la que puedas incurrir en una zona de juego concreta o durante determinado plazo de tiempo.

estrellas

Programa VIP

Se trata de programas de varios niveles en los que cada uno exige que obtengas cierto número de puntos para poder acceder a las ventajas de ese nivel. Dichas ventajas pueden consistir en ofertas mejores, mayores o más exclusivas, así como viajes pagados, un servicio más personalizado, límites de juego más altos, etc.

Lo más importante que debes saber sobre estas promociones es que los casinos no te las ofrecen con fines altruistas. Su objetivo es animarte a depositar y jugar más.

Esto significa que la mayoría de los casinos con dinero real te exigirán que te juegues el dinero de ese bono o reembolso de efectivo, en forma de apuestas de un múltiplo del dinero que depositas o recibes.

Por ejemplo, para optar a su bono del 100 % hasta 1000 $, un casino podría decir que tienes que apostar 30 veces el bono. Si aprovechas al máximo el bono (depositas 1000 $ y obtienes 1000 $), deberás apostar 30 000 $ ANTES de poder cobrarlo.

Solicitar una retirada de efectivo antes de ese momento anulará el dinero de tu bono, cualquier cantidad que hayas ganado (que podría incluir el dinero que haya ganados sin el bono) o, simplemente, te impedirán cobrar hasta que cumplas sus condiciones.

Es importante prestar atención a esto porque no solo querrás evitar el problema de no poder cobrar, sino que deberás decidir si el bono o el reembolso es algo que tan siquiera deseas.

Esto es especialmente importante para quienes apuestan en juegos de mesa y videopóquer, dado que por diversas razones, que van desde el abuso de los bonos hasta la escasa ventaja de la casa, el casino prohíbe a los jugadores aplicar sus ofertas a estos juegos o exigen que juegues más veces de lo normal.

¿Cuánto más? Bueno, eso varía, pero cabe esperar que entre tres y diez veces. Así, un número de juegos de 30x o 30 000 $, pasa a ser de 90x a 300x o de 90 000 $ a 300 000 $.

Los casinos te informarán de a qué juegos se aplican estas condiciones especiales, aunque también lo mencionamos en nuestros análisis.

No obstante, debes utilizar esta información para decidir si el bono tiene sentido para ti, dado que no será interesante para todo el mundo.

Por ello, asegúrate de leer detenidamente sus condiciones y hacer cualquier pregunta ANTES de realizar tu primer depósito (que es donde se aplica el primer bono, caso de existir).

Esa es la única manera de disfrutar adecuadamente de todas las promociones que ofrecen los casinos en Internet.

No te olvides de la tecnología

Otra decisión que tendrás que adoptar es la de cómo juegas al casino. En otras palabras, ¿qué tecnología quieres usar?

Estas son las opciones a tu disposición:

Puedes elegir una opción concreta de las tres anteriores, pero nada te impide recurrir a todas ellas si te viene bien. Depende de ti.

Conclusión

Sabemos que es mucho lo que hay que asimilar. Tienes muchísimas opciones. ¿Por dónde comienzas?

Bueno, si lo divides en unos cuantos pasos, jugar en Internet con dinero real es tan sencillo como:

Eso es todo. En esta guía ya te hemos explicado todo lo que necesitas saber sobre cada uno de esos puntos, pero aún te queda mucho por hacer, así que te recomendamos que vayas apartado por apartado, uno detrás de otro:

Luego ya puedes jugar con dinero real.

Eso es todo. Así es como pasas de jugar en los casinos físicos a apostar en los de Internet.